Skip links

VENTA EN DIGITAL

La venta cara a cara siempre será el escenario ideal para propiciar un cierre exitoso. La manera más efectiva de conectar, construir relaciones, nutrir la confianza, resolver conflictos, co-crear, lograr consenso, negociar, y cerrar negocios es la reunión física. Somos seres humanos y nuestro cerebro celebra la conexión humana.

Cuando conversamos en formato cara a cara podemos interpretar el lenguaje no verbal del otro e interactuar en base a ello. Podemos leer micro-expresiones, el lenguaje del cuerpo y observar la mirada, todo eso es insumo inmensamente rico para surfear el diálogo y conducirlo hacia el lugar que queremos y esperamos. 

Podemos incluso, de manera intencionada, contagiar al otro con nuestras emociones que vienen a ser vibraciones invisibles y transferibles al hablar en persona. Estamos cableados cerebralmente para percibir las emociones de otras personas y para comunicar las propias. 

Lo que ha ocurrido durante este año de pandemia es que hemos dado el salto de lo presencial a lo virtual sin preparación. Algunos se han resistido a éste nuevo escenario, otros sin poner resistencia no han sabido cómo hacerlo y aún se encuentran perdidos en el proceso y finalmente el último grupo, ha transitado acorde al nuevo mundo, conectando asertivamente en digital con potenciales clientes. ¿En cuál de los 3 grupos estás tu? 

La resistencia se presenta de muchas formas pero se resumen en éstas frases. ¿Te suenan familiares?

  • Nuestros clientes son diferentes y no quieren reuniones virtuales
  • Nuestra cultura es diferente y no trabajamos a través de lo digital
  • Nuestro producto es diferente, necesitamos mostrarlo físicamente
  • Los clientes no enganchan con video conferencias
  • A nuestros clientes les gusta el cara a cara 
  • Soy muy bueno en el cara a cara y no es lo mismo en digital
  • No sé como conectar con un cliente a través de lo digital

La resistencia a la ola digital sólo te llevará a ralentizar tus resultados de ventas, porque la tendencia a vender digitalmente no es opcional sino que mandatoria. 

Está claro que vender personalmente no es lo mismo que hacerlo virtualmente. Se requieren otras habilidades, capacidades y hábitos. El desafío en este nuevo escenario es cómo hacer de ésta forma de conexión una gran experiencia para tus clientes potenciales con el objetivo de que confíen en el proceso y en ti.

Prospectar para vender digitalmente implica desarrollar una estrategia intencional y combinar en ella múltiples canales de comunicación (sincrónicos y asincrónicos), mensajes para “golpear la puerta” y lograr el compromiso de esos prospectos que lleven a agendar una reunión, avanzar al siguiente paso en la negociación, lograr el cierre de ventas o expandir un nuevo negocio. 

El desafío aquí es transferir la potencia de una conversación presencial a lo digital a través de los canales en línea.

¿Quieres aprender a #vender digitalmente? Únete a nuestra comunidad de apasionados por las ventas y vive la experiencia #YOVENDO! Te esperamos con todo el power para que aprendas y apliques las herramientas para vender digitalmente.

Compartir

Leave a comment

× ¿Cómo puedo ayudarte?