Jungla de las Ventas

Hace unos meses recorría mentalmente un par de conversaciones y me di cuenta que varios de mis interlocutores me abordaban con la misma interrogante: ¿Cómo vendo más?

Comencé a imaginar un proceso de aprendizaje a través del cual las personas aprendieran las bases y claves para vender cualquier producto, servicio o experiencia en el nuevo entorno “phydigital”. En un proceso creativo (de esos algo largos e iterativos) diseñé un Modelo de Entrenamiento que prepararía a personas y organizaciones para el desafío de todo negocio: VENDER.

Lo primero que pensé fue en graficar el escenario lo más parecido a la realidad, no aumentada por cierto, de los negocios de hoy: incertidumbre, velocidad, ausencia de linealidad, adrenalina pura, peligro, competencia y colaboración a la vez, innovación y flexibilidad. La sumatoria de estas características me dio en la fórmula, una JUNGLA.

JUNGLA se estructuró con 6 territorios, cada uno dominado por un animal cuya principal característica definiría el objetivo de su espacio, sus herramientas, enseñanzas y desafíos. El León, el Mono, el Tucán, el Buho, el Perro (no podía faltar), y finalmente el Cocodrilo.
Recorrer JUNGLA (de las VENTAS) implicaría jugar en equipo para sortear ciertos desafíos específicos, aprender ciertas claves y herramientas y compartir aprendizajes. El fin último estaba claro: conquistar la “Tribu” de los clientes de una forma entretenida, dinámica, participativa y creativa.

Aprender jugando es parte de lo que los expertos llaman “Gamificación”. Es mucho más fácil incorporar un nuevo paradigma cuando la forma o la metodología nos involucra y moviliza. Cuando esto ocurre, grabamos imágenes, historias, analogías, conversaciones, para construir nuestro propio, único y nuevo mapa mental. Esa es la combinación de estos elementos que puse a funcionar en conjunto, permitiendo que cada explorador de JUNGLA construya su propia experiencia y aprenda significativamente.

La mente piensa con imágenes. Y la imaginación se nutre de experiencias diversas.

Aterricemos con una breve muestra. Ingresamos al primer territorio de JUNGLA: el del León. El es el rey y como tal desea ser el centro de atención. Su espacio es el Marketing. Hoy hacemos Marketing con sentido cuando entendemos las emociones que gatillan las decisiones de nuestros clientes. En este territorio aprendemos, con un par de juegos y desafíos que realizamos en conjunto con nuestro equipo, a conectar con ellas, a usarlas para atraer, seducir y enamorar. Aprendemos que tenemos que dejar una marca en la mente y en el corazón de las personas que llamas “clientes”, comprendemos que la clave es marcar emocionalmente.
Maya Angelou lo dijo perfecto: “La gente olvidará lo que dijiste, también olvidará lo que hiciste, pero jamás olvidará cómo les hiciste sentir.” Los clientes olvidarán lo que tu marca dijo, lo que hizo pero jamás olvidarán cómo les hizo sentir. Ahí está la clave del Marketing que impacta: aquel que nos hace sentir y es justamente aquello que se graba en nuestra memoria emocional. Ese es uno de los mensajes que nos deja transitar por el territorio del León…
Una JUNGLA para explorar, un modelo concreto que reúne claves y herramientas que combinadas con tu imaginación y la de tu equipo, se transformarán en las VENTAS que buscas.

¿Te vendí JUNGLA? Vamos a recorrerla, yo invito.

Dejar un comentario